vacaciones en Vizcaya

VACACIONES PARA DESCONECTAR Y CONECTAR: BURGOS Y VIZCAYA

Durante mis 8 días de vacaciones he ido compartiendo a través de mi instagram los lugares que iba visitando, pero donde más mostré fue en instagram stories (vídeos que solo se pueden ver durante 24h), y recibía mensajes tipo: “¿dónde es?”, “¡Qué chulada”, “💚💚💚” (y de todos los colores, jeje), etc. Así que he decido escribir este post con todo lujo de detalles, porque estoy segura que a más de una que le maraville la naturaleza le va a encantar la idea, si no es para estas vacaciones, para cualquier escapada durante el año 🙂

No me enrollo más y ¡empiezo!

MIS VACACIONES PARA CONECTAR

En los últimos 3 años (inclusive este) en casa decidimos que las vacaciones de verano las haríamos en el norte de España aprovechando el fresquito y que suele haber menos gente.

En todos los destinos hemos parado siempre en León (el motivo puedes leerlo en mis vacaciones 2016), y este año no podía ser menos, así que iniciamos las vacaciones desde allí.

León

Tras 3 magníficos días en León cogimos el coche y empezamos la ruta. Este año escogimos Burgos y Vizcaya.

DÍA 1: TOBERA Y FRÍAS (BURGOS)

Nos encantan los pueblos medievales y lo verde naturaleza, así que dos visitas que encajaban perfectamente y que no nos queríamos perder.

Empezamos visitando la Ermita de Ntra. Sra. de la Hoz donde además empieza el Paseo del río Molinar, una breve ruta a través del sendero que lleva a las cascadas de Tobera.

Después de refrescarnos y disfrutar de todos los componentes que el lugar nos regaló, continuamos con la ruta. Próxima parada: Frías.

Llegamos a la hora de comer y algo hambrientos, así que paramos a comer un menú en uno de los pocos restaurantes que tiene el pueblo, justo al pie del castillo. Cogimos fuerzas (porque ese día no había siesta) y ¡a descubrir Frías!

frias

Según nos dijeron los residentes de allí, justo fuimos el día más caluroso del año, pero yo que vivo en Barcelona centro, no fue nada en comparación al calor con humedad de mi ciudad, así que fue totalmente soportable.

Cascadas de Tobera

¡Nos encantó esta ruta de un día!

DÍA 2: RESTAURANTE AZURMENDI Y EL PEÑON DE SOPELANA

Nos encanta la gastronomía, así que quisimos regalarnos la experiencia de comer en el Restaurante Azurmendi y disfrutar de la cocina vasca de la mano del chef Eneko Atxa, galardonado con tres estrellas Michelin.

Fue una experiencia inolvidable en todos los sentidos, y ahora entenderás por qué.

EXPERIENCIA RESTAURANTE AZURMENDI

Cuando llegamos nos invitaron a pasar a su jardín cubierto, donde nos trajeron un “picnic” acompañado de una copa de txakoli de cosecha propia.

Azurmendi

A los pocos minutos nos vinieron a buscar y nos invitaron a pasar a cocina, donde degustamos 2 delicias, nos explicaron el funcionamiento de la cocina, conocimos a los cocineros, donde entre ellos estaba el chef Eneko Atxa.

ANÉCDOTA

Fue muy divertido cuando al marcharnos de cocina, todos, es decir, unos 30 cocineros mirándonos, nos despidieron a la vez con un “¡AGUR!”, bien alto. Tengo que decir que no me lo esperaba y me asusté, jeje.

Lamento decir que de esta parte no hay foto 🙁

Posteriormente nos pasaron a una sala donde nos explicaron todos los tipos de plantas, especies, etc. típicas del País Vasco y de las cuales ellos cosechan. Así que con cada una de las explicaciones había una delicia que probar, e incluso un chupito de sidra.

Azurmendi

Finalmente ya nos pasaron al restaurante y nos llevaron hasta nuestra mesa. Me quedé impresionada, todo cristaleras y luz natural con vistas a las preciosas montañas de Bilbao.

Azurmendi

Y ya, sentados en la mesa continuó nuestro menú degustación con sabores de temporada y de la gastronomía vasca.

Para acabar nos tomamos una manzanilla dulce, y cual fue nuestra sorpresa, cuando recibimos con la manzanilla 8 bombones diferentes.

manzanilla dulce

He de decir que los bombones fuimos incapaces de darle bocado, y la camarera nos dio la opción de preparárnoslo para llevar, así que disfrutamos de estas dulces delicias ya desde el hotel 🙂

Al finalizar la experiencia nos regalaron un saquito a cada uno con semillas de guisante de lágrima más la carta sellada con el menú que habíamos degustado. Así que nos llevamos un precioso recuerdo también en papel y planta.

Además, la prioridad del chef en el restaurante, a parte de la armonía, es la sostenibilidad, y está abierto al público la opción de visitar su espacio sostenible donde puedes ver todo o casi todo lo que cosechan para luego preparar en la cocina.

Fue una experiencia de 3 horas y media con mucho verde, mucha flor, muy natural y muy sostenible. ¡Un placer y hasta la próxima equipo!

PEÑON DE SOPELANA

Nos recomendaron ir a Sopelana para ver la puesta de sol, así que aprovechamos que el día estaba despejado y para allá que fuimos.

Había mucha gente contemplando la puesta, surferos disfrutando de las olas… Había silencio, así que disfrutamos muchísimo.

atardecer Sopelana

DÍA 3: SAN JUAN DE GAZTELUGATXE Y BERMEO

El día se preveía soleado (era el único día que se preveía así en todos los días que nos quedaban en Vizcaya) así que decidimos hacer algo de costa 🙂

SAN JUAN DE GAZTELUGATXE

San Juan de Gaztelugatxe, es donde aparece en Juego de Tronos como Rocadragón y además está la Ermita que aparece en la película de 8 apellidos Vascos. Pero vamos, esto nos enteramos una vez allí. Bueno allí tampoco, realmente fuimos al mirador.

San Juan de Gaztelugatxe tiene ni más ni menos que 241 peldaños, y al ver la cola para aparcar (que eso es igual a: “hay mucha gente”) sumado al calor que hacía, decidimos evitar el agobio, que para eso estábamos de vacaciones, e ir al mirador; y eso fue lo que hicimos.

Si desde el mirador impresiona no me quiero imaginar una vez arriba en la Ermita… así que me lo guardo para la próxima vez que visite Bilbao, eso sí, que no sean meses de verano 😜

BERMEO

Un pequeño pueblo pesquero con mucho encanto.

Llegamos acalorados, así que paramos a tomar un zurito con gas (vaso pequeño de cerveza con gaseosa) acompañado de unas croquetas caseras (ñam ñam, se me hace la boca agua de recordarlas) con vistas al puerto y ya después visitamos Bermeo.

Bermeo

Y ya por la noche, después de la siesta, nos fuimos al casco antiguo de Bilbao para cenar haciendo ruta de pinchos 🙂

DÍA 4: HAYEDO DE OTZARRETA Y NOCHE EN UN CARRO CÍNGARO

Antes de marchar de vacaciones sabía el mes de agosto que me esperaba de trabajo con preparación de proyectos para el último trimestre, así que decidimos disfrutar de este lugar los dos últimos días de nuestras vacaciones.

HAYEDO DE OTZARRETA

A pocos minutos de donde dormíamos esa noche se encontraba este lugar mágico.

Tan mágico que hasta pude multiplicarme por seis 😍

HAYEDO DE OTZARRETA

Ya llevaba 2 días sin parar de llover, una lluvia fina que incluso era agradable, así que imagínate esta maravilla con el sonido de la lluvia.

Paseamos, hicimos fotos, jugamos, abracé árboles, los olí, vimos hongos y diferentes animales e insectos que habitan en el parque natural…

¡Ains, ojalá pudiera disfrutar de algo así todos los días del año! 🙂

El 31 de julio es festivo en Vizcaya, así que como estábamos en la frontera con Álava, allí que nos recomendaron ir a comer, concretamente a un restaurante de comida casera.

RESTAURANTE LA POSADA (antiguamente Rte. El Crucero)

Donde comí un riquísimo plato de judías rojas con su morcilla de arroz y chorizo (se me cae la baba…) con su pan de hogaza.

La Posada

Y de allí ya a disfrutar de nuestra noche en el carro.

NOCHE EN UN CARRO CÍNGARO

Una de las cosas que no suelen faltar en mis viajes es el dormir en un lugar original, diferente y con encanto.

Esto lo conocí mediante la web Cabañas en los árboles de Euskadi. Ya en la de Cataluña habíamos dormido en una de las cabañas en el árbol, así que para ampliar nuestra lista de lugares originales y diferentes, en Euskadi decidimos dormir en el carro.

Y así fueron nuestras 20h en este paraíso natural:

Después de una agradable siesta donde tuvimos que poner la calefacción, nos fuimos al Spa Ecológico que el recinto tiene al aire libre, que con la suave lluvia fue otra experiencia inolvidable. Y en este caso, como dice el refrán:  “Una imágenes vale más que mil palabras”:

spa ecológico

Cuando volvimos del Spa, sobre las 21h nos encontramos en la puerta de nuestro carro la cesta con la cena: crema de verduras, merluza con arroz y mousse de chocolate.

Así que después de este magnífico y relajante día ya nos apetecía dormir.

DÍA 5: DESPERTAR EN EL CARRO Y PORTUGALETE

Al despertar lo primero que hice fue abrir el portón redondo para disfrutar de las vistas desde la cama.

Dormir en un carro

Sobre las 9 ya oímos como nos dejaban la cesta con el desayuno, así que fuimos limpiando legañas, estirando… y ¡a desayunar!

carro cingaro

PORTUGALETE

A las 12 dejamos el carro 😭 y como hasta las 18.30h no salía nuestro vuelo a Barcelona decidimos ir a visitar Portugalete, aprovechando que una cocinera de uno de los restaurantes donde habíamos cenado en Bilbao nos lo había recomendado por su puente colgante.

Portugalete


¡FIN DE LAS VACACIONES!

Me vuelvo relajada y muy conectada conmigo misma y mi esencia. El contacto con la naturaleza, tanto de mar como de montaña me recargan de una manera muy especial.

via GIPHY

Ahora queda un súper mes de agosto por delante con mucha actividad, entre ellas mi cumpleaños 🌻

Además estoy preparando cositas nuevas que lanzaré a finales de agosto y principio de septiembre. Así que muy contenta y emocionada por que llegue el día para contártelo. Ya sabes, si quieres ser de las primeras en enterarte sólo tienes que suscribirte, además recibirás el nuevo e-book especial para estas vacaciones.

¡Te deseo un feliz y saludable mes de agosto!

Mantener peso

Disfruta del verano y mantén el peso con estas claves y recetas

¡Fácil y sin restricicones!

QUIZÁ TE INTERESA LEER…

vacaciones en Vizcaya
recetas con quinoa: ensalada
operacion bikini
FUERZA DE VOLUNTAD PARA ADELGAZAR / BAJAR DE PESO
2 comentarios
  1. Ana Dice:

    ¡Hola Cristina!
    Me alegro mucho que hayas disfrutado tanto de Vizcaya y de la reserva natural de Urdaibai … ¡No te puedes perder subir a Gaztelugatxe! Es igual de mágico que el carro cíngaro. Sin duda alguna.

    Yo al cumplir 40 hace pedí un deseo ¡¡¡ Y se ha cumplido !!! Le tengo un cariño muy muy muy especial a esta ermita y a Mundaka (pueblo de surfistas y de buen pescado).

    Me apunto el restaurante Azurmendi (¡Q pintaza!) y el carro para acercarme con mi Alma Gemela cuando se digne a entrar en mi vida (jajajaja)

    Gracias por compartir Amor!

    Responder
    • Cristina Carasusan Dice:

      ¡Hola Ana!
      Que inmensa alegría leer tus palabras.

      Tomo nota de tu bonita experiencia en Gaztelugatxe, y sin duda algún día subiré, porque pienso volver a Vizcaya, hubo algo que me hizo sentir especial en esas tierras 😉

      ¡Abrazo enorme bonita!

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *