¿VIENTRE HINCHADO DESPUÉS DE LAS COMIDAS?

Seguramente la respuesta a esta pregunta haya sido “SÍ”. Y es que el vientre hinchado es un síntoma muy habitual, el acabar de comer y sentirse pesada/o y con el vientre hinchado y duro. Como digo yo “como si estuviéramos embarazadas/os” 🙂

¿Por qué nos ocurre? ¿qué ha pasado para tener esta desagradable sensación? Es una sensación molesta y que en ocasiones además se siente unos pinchazos… Esto puede suceder por diferentes causas.

6 CAUSAS DEL VIENTRE HINCHADO DESPUÉS DE LAS COMIDAS


1. Comer demasiado rápido

El comer demasiado rápido es igual a no masticar bien la comida. Como digo siempre “la digestión empieza en la boca”, es aquí donde las enzimas salivares se mezclan con la comida mientras la trituramos con los dientes. Sin estas enzimas, no mezclamos adecuadamente los alimentos y por lo tanto no se digieren como deberían, produciendo gases e hinchazón.

Además cuando no masticamos, tragamos más aire de lo normal y eso también contribuye al hinchazón.

SOLUCIÓN

Masticar con conciencia cada bocado, triturar la comida en la boca y con las enzimas salivares mejorará la digestión. Además comer despacio para evitar tragar más aire.

2. Comer mucho de una sola vez

Piensa que la sensación de saciedad, es decir, la señal que manda el estómago al cerebro para avisarle de “ya estoy saciado” tarda 20 minutos. Por lo tanto el comer rápido, sin duda ingeriremos muchos más alimentos  o si no lo hacemos seguiremos con sensación de hambre a pesar de haber acabado.

SOLUCIÓN:

Reducir las raciones y añadir otra comida más al día, por ejemplo a media mañana o media tarde. Así se evitará llegar con demasiada hambre a la comida principal, tanto a la comida como a la cena.

3. Intolerancias alimentarias

La intolerancia a algún alimento o componente de la comida ingerida, como por ejemplo: gluten, lactosa, fructosa… es un síntoma clásico de vientre hinchado.

SOLUCIÓN

Identificar que intolerancia puede ser y evitar comerla.

4. Beber bebidas gaseosas

Las burbujas contienen dióxido de carbono, un gas que puede liberarse del líquido después de llegar al estómago. Este se acumula entre los restos de alimentos y tiende a acumularse provocando vientre hinchado.

SOLUCIÓN:

Sustituir estas bebidas gaseosas (refrescos, cerveza, cava, agua con gas…) por vino o agua.

5. Exceso de fibra

Como todo, hay que tomarlo en su justa medida. ingerir poca cantidad es probable que se padezca estreñimiento, pero comer demasiada si no se está acostumbrada/o y el sistema digestivo está irritado, puede producir vientre hinchado.

SOLUCIÓN:

Empezar a comer más fibra, pero conviene hacer una buena transición, para que el sistema digestivo se adapte.

6. El estrés

Este estado también afecta al proceso digestivo y puede influir en el vientre hinchado.

SOLUCIÓN:

No empezar a comer mientras sintamos estrés o angustia. Hacer unas respiraciones profundas u otra técnica de relajación breve antes de las comidas.

El vientre hinchado después de las comidas no es lo normal, así que no lo dejes pasar y empieza a analizar porque te pasa a ti.

Empieza hoy a cambiar hábitos y adelgazar de forma saludable.
Incluye en su interior un REGALO MUY ESPECIAL SÓLO PARA TI 🙂

QUIZÁ TE INTERESA LEER…

vacaciones en Vizcaya
recetas con quinoa: ensalada
operacion bikini
FUERZA DE VOLUNTAD PARA ADELGAZAR / BAJAR DE PESO
2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *