6 CAUSAS DE PORQUÉ TIENES ANTOJOS Y CÓMO PUEDES GESTIONARLOS

Todas sabemos lo que es un antojo, porque lo hemos experimentado y necesitado comer en algún momento.
Seguro que sin ir más lejos hoy o esta semana has tenido un capricho de algún alimento…
Ese ‘flash’ que aparece de repente, donde podemos visualizar exactamente lo que queremos comer en ese preciso momento. Hasta podemos recordar su olor y sabor… Tras empezar a salivar y “babear” somos capaces de hacer lo que sea por tal de comerlo, y en muchas ocasiones hasta devorarlo.

Yo he llegado a estar en casa en pijama por la noche y aparecer el antojo. Decidir vestirme para salir directa a la tienda, lloviendo a mares, a por eso que se me había metido entre ceja y ceja. Ni más ni menos que Donetes de chocolate.

Pues tengo que decirte que cuando esto ocurre es porque nuestro cuerpo está queriéndonos decir algo que necesita y/o algo que le está pasando.

Los antojos es una de las cosas que hablamos e indagamos en uno de los puntos en el Taller Emoalimentación, y no deja de ser curioso los tipos de antojos que cada persona tiene y qué intentamos cubrir con ellos sin ser consciente.
Por esta razón, hoy quiero compartirte las 6 causas principales de estos mensajes que nos manda el cuerpo con nombre de “antojo”.

6 CAUSAS PRINCIPALES DE LOS ANTOJOS

El origen de los antojos puede ser por diferentes motivos. Habitualmente están vinculados a causas internas. Ahora vamos a ver punto por punto cuales pueden ser estas causas:

1. FALTA DE NUTRIENTES

Si tu cuerpo no recibe los nutrientes necesarios para mantener su equilibrio, producirá antojos relacionados con esta falta de nutrientes. De aquí depende también nuestros hábitos alimentarios actuales.

Por ejemplo: el antojo a chocolate cuando tenemos una deficiencia de magnesio. Snacks salados cuando tenemos una deficiencia en sodio. Carne roja por una deficiencia en hierro y zinc.

¿Cómo gestionarlo?

  • Presta atención a esos antojos y observa cómo te has alimentando los días previos al antojo e inclusive ese mismo día. Escríbelo y analiza si hay algún grupo de alimentos que has dejado de comer o reducido de tu dieta, así como los hábitos que tienes entorno a la alimentación.

2. HORMONAL

Es muy común que las mujeres durante el ciclo menstrual, concretamente en la pre-menstruación y los primeros días de menstruación sintamos la necesidad de fuertes antojos. Lo mismo durante el embarazo o la menopausia.

¿Cómo gestionarlo?

  • Elige comer la versión más saludable y nutritiva del antojo que te apetece. Además te recomiendo que empieces a hacer tu diagrama menstrual.

Un diagrama menstrual es un diario, una herramienta gráfica de registro, en el que podemos llevar a estudio todo lo que queramos. – Marta León (Food Green Mood)

diagrama menstrual antojos

3. NUESTRA INFANCIA

La nostalgia de momentos en nuestra infancia es una de las causas que menos relacionamos, quizá porque son las más lejanas… Pero en muchas ocasiones es la causa más común.
Alimentos o comidas que tenemos como costumbre comer por haber heredado de nuestros padres, o simplemente lo comemos sin ser conscientes que esa satisfacción que nos crea, nos “lleva” a esa emoción de cuando eramos niñas.

Durante muchos años siempre tenía que tener un bote de Nesquik en casa y galletas tipo “maría”, además de leche entera (que entonces consumía a diario), por si aparecía en cualquier momento ese antojo de querer comer galletas troceadas en la leche caliente con Nesquik.

En mi proceso de cambio y escucha interior, descubrí que ese antojo me transportaba a mi infancia. Era la merienda que muchas veces preparaba mi madre para mi y mis 2 hermanos y recuerdo que era siempre momentos de risas y unión familiar.

¿Cómo gestionarlo?

  • Haz una lista de los antojos más comunes, ves ampliando según vayan apareciendo y pregúntate en cada uno de ellos: ¿Qué me aporta este antojo? (emocionalmente hablando), ¿recuerdas comer este alimento en tu infancia? y observa si visualizas esa situación rebobinando en tus recuerdos.

Si descubres esta conexión, puede ser un punto de partida para empezar a trabajar y mejorar tu Emoalimentación 🙂

4. SED

La sed es un mecanismo esencial de regulación del agua en el cuerpo, y uno de los primeros síntomas de deshidratación. Esta se produce por una carencia de hidratación o por un aumento de la concentración de sales minerales.

El mensaje que nos envía el cuerpo ante esta deshidratación y sensación de sed, es muy parecida a la señal de hambre, por eso generalmente lo relacionamos con que tenemos que comer.
Bebemos comúnmente cuando sentimos la boca o garganta seca.

¿Cómo gestionarlo?

  • Cuando sientas el antojo, bebe primero un vaso de agua mineral  y espera 10 minutos. Ponte el cronómetro en el móvil y transcurrido estos 10 minutos observa de nuevo tus sensaciones con curiosidad.

5. SALUD EMOCIONAL

El aburrimiento, la ansiedad, la insatisfacción con una relación personal, con la carrera profesional, etc. pueden también causar ganas de comer. Siendo la comida, en estos casos, utilizada como sustituto para estar ocupada o para tapar esa emoción que no queremos sentir.

¿Cómo gestionarlo?

  • Identifica la emoción y/o tu estado anímico, ponle nombre. Una vez lo tengas, piensa en cómo te quieres sentir, es decir, ¿cuál es la emoción opuesta y agradable que quieres sentir?. Cuando la sepas, simplemente escribe una lista con todo aquello que sabes o crees que te haría sentir esa emoción y/o estado anímico que deseas.

6. EXCESO DE HORAS SIN COMER

Generalmente si llevamos más de cinco horas sin comer, baja el azúcar en sangre, y es entonces cuando aparece el antojo y las ansias de comer. Habitualmente son ganas concretas de comer dulce, alimentos grasosos…
También depende de los hábitos alimentarios que tengamos y si las comidas principales (desayuno, comida y cena) son completas y equilibradas.

¿Cómo gestionarlo?

  • Si has detectado que esta es una posible causa, intenta comer algo a media mañana y media tarde (yogur, pieza de fruta, frutos secos, infusión, bocadillo mini integral y vegetal, fruta deshidratada, chips de verduras al horno, gelatina de frutas natural).

CONCLUSIÓN:

El cuerpo tiene diferentes maneras de hacernos saber lo que necesita. Su principal objetivo es estar bien, en equilibrio.
Y siempre que algo no va bien, nos lo hace saber, lo que muchas veces ignoramos sus mensajes.

Reconocer tu antojo y saber porque aparece es la clave para seguir mejorando en tu camino de autoconocimiento y bienestar personal desde la NO-DIETA.

Va, ahora cuéntame:

¿Cuál es tu alimento antojo más común? 
¿Has identificado cuál puede ser la causa de tu antojo más común?

Déjame tu comentario aquí abajo ↓

Te regalo mi E-Book

“5 claves para adelgazar de forma saludable”

¡con más de 5 ejercicios para empezar hoy mismo!

Descubre como empezar a adelgazar desde el autoconocimiento

4 comentarios
  1. Jorge Alberto Dice:

    Muy claro, era lo que necesitaba saber a pesar de que mi cuerpo ya lo sabia, pero no me lo podía explicar con palabras, ahora estaré mas consciente. Gracias, saludos!

    Responder
  2. Yjiridia Tinoco Dice:

    Hola! Tengo mucho tiempo de comer carnes rojas, sólo pollo, pescado y camarones. Lácteos, un poco, pero siempre tengo antojos de carbohidratos, comidas agridulces, no logró descifrar, que es. Gracias por tan valiosa información compartida, bendiciones.

    Responder
    • Cristina Carasusan Dice:

      ¡Hola Yjiridia!
      Espero que este artículo haya ayudado a empezar a ser más consciente y valorar las diferentes causas posibles.
      Cualquier cosita que puede ayudarte a aclarar, no dudes en escribirme.
      Muchas gracias y saludos 🙂

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

QUIZÁ TE INTERESA LEER…

cosmetica natural