¿CÓMO INFLUYE EL SOBREPESO EN LA FERTILIDAD DE LA MUJER?

En los últimos años, durante mi experiencia profesional he conocido casos de mujeres que buscan e inician una dieta porque su médico/ginecólogo le ha dicho que debían adelgazar si querían quedarse embarazadas. Y efectivamente en el proceso de adelgazamiento lo consiguieron. ¿Pero únicamente por adelgazar?

En mi opinión sí, por adelgazar, pero también por otros factores, como los emocionales, hábitos alimentarios, motivacionales, etc.
Si es cierto que de alguna manera las dietas les ayudaron a adelgazar y en consecuencia quedarse embarazadas, pero después de haber parido volvían a coger los quilos e incluso más. Así que vuelta a empezar con el ciclo dietas.
Tras conocer el trabajo y el enfoque de Marta León, lo tuve claro, quería que fuera la invitada de este mes de mayo al blog de EMOALIMENTACIÓN® para que nos hablase del sobrepeso y la fertilidad de la mujer.


EL SOBREPESO EN LA FERTILIDAD DE LA MUJER

Por Marta León – Especialista en alimentación y salud femenina

¿Cómo influye el sobrepeso en la fertilidad de la mujer?

En los últimos 20 años las tasas de infertilidad en edad fértil por sobrepeso, han aumentado tanto en hombres como en mujeres. Algunas estudios indican que aproximadamente un 10% de los problemas de infertilidad están relacionados con un exceso de peso. Esto es debido a que el porcentaje de grasa de nuestro cuerpo influye en nuestro equilibrio hormonal. Si tenemos sobrepeso, perder al menos el 10% de nuestro peso actual, puede marcar la diferencia.

¿Qué vínculo tiene las emociones a la hora de querer concebir si además existe una baja autoestima debido al sobrepeso?

Pues un vínculo muy importante. Las mujeres cada vez concebimos con más edad y con más madurez emocional. Todos sabemos que con la edad la capacidad reproductiva se ve disminuida de manera natural y si además tengo sobrepeso, estoy restando posibilidades.

A esto se le suma además la poca experiencia colectiva que tenemos sobre la concepción. No podemos negarlo, pero sabemos mucho más de anticoncepción que de concepción. Llevamos muchos mas años intentando no quedarnos embarazadas que queriendo quedarnos y esto ha traído al imaginario colectivo la sensación de que “con un descuido puedo embarazarme”.  Pero la realidad es que hay parejas intentándolo y “se dan cuenta que no es tan fácil” por lo que inevitablemente pensamos que nos ocurre algo, que algo en nosotras no va bien.  Si además contamos con un historial de baja autoestima (debida a mi sobrepeso), es muy fácil caer en un estado de frustración.  Este tema es todo un tabú social.

“Quiero adelgazar y quedarme embarazada pero no consigo ni una cosa ni la otra”. Marta, ¿qué responderías a este comentario?

Este es un comentario muy común. Cuando nuestra intención es bajar de peso para optimizar nuestra capacidad reproductiva, necesitamos acompañamiento. Hacer esto solas puede llegar a ser muy arduo porque el hecho de no conseguir perder peso, sumado al hecho de no conseguir embarazo, normalmente traen consigo sentimientos de ansiedad, de tristeza, de decepción.

Esta tarea es muy complicada si se lleva a cabo en soledad, porque además no existen fórmulas mágicas. Lo que aparece en Internet puede ser verdad o no, puede haberle servido a quien lo comparte, pero a ti no.  Cada persona es un mundo y no a todos nos funcionan las mismas cosas. Desde mi punto de vista, lo mejor en estos casos es buscar acompañamiento integral para poder abordar esta situación no sólo pensando en un objetivo (el embarazo), sino también en lo beneficioso que puede ser el propio proceso para tu salud (bajar de peso, controlar mi ansiedad, cuidar mi alimentación, etc.). Porque al final, cuidar nuestra salud de forma consciente es un acto de amor a nosotras mismas.

Generalmente la mujer toma “toda la responsabilidad” a la hora de querer concebir un hijo. Y después de llevar tiempo intentando sin resultados se cree que el sobrepeso y/o el estado emocional es el único problema. ¿Es realmente así?

Efectivamente. En esta sociedad, aún somos las mujeres las que mayoritariamente “llevamos a cuestas” toda la responsabilidad. Parece que seguimos sin ser del todo conscientes de que en la concepción interviene tanto quien porta los óvulos como quien porta los espermatozoides. La realidad es que los hombres de nuestra generación, están presentando cada vez más problemas de fertilidad.

Es muy importante llegar a ese momento clave en un estado óptimo de salud, sobre todo porque cada vez tenemos los bebés con más edad (y la edad influye tanto a hombres como a mujeres). Por ejemplo, si un hombre decide ser padre a los 38 años y además es fumador, la calidad de sus espermatozoides no va a ser la misma, que la de un no fumador de 20 años, pero hay muy poca conciencia social sobre que ellos también deben comenzar a cuidarse meses antes de comenzar a buscar un bebé.

Realmente si existe un sobrepeso tras llevar tiempo queriendo quedar embarazada sin resultados, ¿adelgazar haciendo dieta es la solución?

Quizás si, o quizás no. Depende. Son muchos los factores que intervienen “en la ecuación de nuestra fertilidad”. El sobrepeso es uno de ellos pero no es el único. Puede ocurrir que incluso adelgazando hasta mi peso “ideal”, no logre quedarme embarazada, esto es muy difícil de determinar. Hay otros factores como la edad, el tabaco, déficits nutricionales, el estrés, la salud intestinal, posibles antecedentes familiares (por mi parte o por parte de mi pareja), que pueden influir en mayor o menor medida en mi salud reproductiva. Lo que si que podemos hacer es cuidar aquellos aspectos que sí dependen de mí.

El próximo mes de septiembre, saldrá publicado un libro que hemos escrito la ginecóloga Dra. Jordan y yo, en el que trataremos este tema en profundidad.

¿Cómo se puede mejorar la fertilidad de la mujer mediante la alimentación sin dieta? ¿Y mediante las emociones?

Todas las investigaciones afirman que lo mas favorable para equilibrar la fertilidad de la mujer, son los alimentos de origen natural, frescos e integrales, y evitar el consumo de alimentos procesados. Esto no siempre es sencillo, ya que los alimentos procesados, cada vez están mas presentes en nuestra cesta de la compra. Los alimentos procesados no son nada recomendables porque además de estar llenos de aditivos que nuestro cuerpo no necesita, suelen ser muy calóricos y al mismo tiempo, pobres en nutrientes (ya que suelen perderlos en el procesado industrial y conservación). Son productos que aunque no sacian, sí que engordan. Ya que suelen ser ricos en grasas saturadas y azúcares.

Cuidar de nuestra salud emocional es igual de importante que cuidar la alimentación, especialmente cuando estoy buscando un bebé que no llega. Los altibajos emocionales, la sensación de ilusión-frustración cíclica y la falta de espacios en los que poder compartir estas inquietudes hacen que lo emocional también “se nos atragante” y nos sea difícil de gestionar.

¿Podrías mencionarnos tips/consejos para gestionar de una forma más amorosa el sobrepeso mientras se está intentando quedar embarazada?

Claro que sí. Una manera de gestionar mi sobrepeso de manera saludable y amorosa es observando mis hábitos de vida. A través de nuestros hábitos podemos darle a nuestro cuerpo lo que necesita para “construir salud”. Por ejemplo, observar cuántas horas duermo. Tanto para optimizar nuestra salud reproductiva como para equilibrar nuestro sobrepeso, necesitamos dormir y descansar 8 horas.  O revisar cómo son mis niveles de estrés, ya que el estrés es un estupendo desequilibrador. ¿Te has preguntado qué haces para relajarte?  Meditar es una práctica muy saludable que ayuda a reducir el estrés y ansiedad.  También se está viendo que cuidar de nuestra salud intestinal (y del universo bacteriano que allí habita) es importante para mantener equilibrado nuestro sistema hormonal y nuestra fertilidad.

Para finalizar, ¿qué recomendarías a nuestras lectoras que quieren ser madres y creen que su sobrepeso es un problema?

Les recomendaría que se cuiden, se mimen y que busquen asesoramiento profesional antes de hacer alguna dieta drástica que pueda ser perjudicial para su salud. Preparar nuestro cuerpo para el embarazo, es un regalo de salud que le damos al bebé que esperamos. Y es uno de los regalos más bonitos que podemos hacerle desde que lo concebimos.

Marta León


Si te ha gustado y quieres gestionar de una forma más amorosa tu sobrepeso y fertilidad, no dudes en contactar con Marta León a través de su web: www.foodgreenmood.com

A Marta y a mí nos encantaría saber tu opinión sobre este artículo 🙂

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

QUIZÁ TE INTERESA LEER…

MiActitudEsBelleza
mujeres emprendedoras