Cómo saber si la dieta elegida es equilibrada o desequilibrada

Como continuación a la publicación anterior sobre la reflexión de la operación biquini, ahora creo conveniente hacer hincapié en la importancia de saber elegir, saber reconocer las dietas saludables, es decir, equilibradas, así como saber detectar las dietas desequilibradas.

UNA DIETA DESEQUILIBRADA:

  • No aporta los requerimientos mínimos de energía
  • No son personalizadas
  • Raciones muy bajas de alimentos y te dejan con hambre durante todo el proceso de perdida de quilos
  • Tienden a exceder el consumo de algún grupo de alimentos
  • Dietas restrictivas, como por ejemplo: dieta proteica, dieta sin carbohidratos, dieta disociada (consumir alimentos específicos para obligar al organismo a consumir grasa corporal)
  • Las monodietas (en las que 2 o 3 veces a la semana) se puede ingerir solo un alimento

UNA DIETA EQUILIBRADA:

  • Contiene todos los nutrientes que necesitas
  • No ocasiona ningún trastorno al metabolismo
  • Suministra suficientes proteínas, minerales y vitaminas. Sin excesos, es decir, que no falten pero tampoco que sobren
  • Incluye una gran variedad de alimentos
  • Permite 5 comidas al día

Aprovecho esta entrada para que veas este mini documental, donde Aitor Sánchez García, autor del blog Mi Dieta Cojea, explica de una forma metafórica la dieta equilibrada:

Espero te haya ayudado a ser más consciente de la importancia que tiene el elegir una “dieta”.

Consejos:

  1. A la hora de elegir, identifica los puntos que favorezcan a tu organismo más que a tu fachada.
  2. Llévala a cabo de forma constante, no 1 o 2 veces al año. De lo contrario, vuelves loco a tu metabolismo.
  3. Ponte en manos de buenos profesionales. Probar dietas difundidas en internet no aseguran adelgazar de forma saludable.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *